Hilda Cerda

 Hilda Cerda Espíndola, abogada, 63 años, estudió en la Universidad de Chile.  Inició su carrera laboral en 2000, después de dedicarse a la crianza y educación de sus tres hijos.  Su primer emprendimiento fue de orden turístico, dedicado al turismo receptivo, creando paquetes turísticos originales que fueron exitosos, para mostrar el Sur del País al turista extranjero. Su dominio del idioma francés y saber desenvolverse en inglés contribuyeron al desarrollo de la actividad.  

LEER MÁS
Soy Hilda Cerda, Abogada...
Presentación de Chile Mejor Sin TLC en Comisión de Relaciones Exteriores del Senado 2018

Chile actual,  2021, atraviesa por una Crisis político-institucional,  cultural y moral...

Que parece trascender en mucho la que viviera a principios de siglo XX. Y, sobre la cual,  Enrique MacIver pronunciara su célebre discurso sobre “La Crisis Moral de la República”, en el Ateneo de Santiago. Porque hoy, no sólo se trata de una vivencia generalizada de sentirnos poco felices sino lo que es más grave, sin esperanzas. Tanto así, que por ese motivo los ciudadanos no concurren a votar: tan sólo lo hace alrededor de 1/3 del electorado.

LEER MÁS

Infancia vulnerable

Los niños provenientes de hogares donde reina la violencia intrafamiliar, el alcoholismo, la drogadicción son víctimas inocentes que el Estado debiera proteger. Sin embargo, en la actualidad esos niños son derivados al Sename o en casas de acogida. Y,  en el caso de organismos colaboradores, el servicio debe entregar mensualmente a cada familia -como mínimo- el 35% de la subvención que reciben por cada niño o niña. De esta manera, el monto fluctúa entre $100 mil y $ 120 mil, aproximadamente, al mes por menor. Muchas veces las madres arrancan con sus hijos de un padre o marido abusivo y el Estado en vez de acompañar a la madre y esos hijos en un proceso de reparación, de reforzamiento de habilidades parentales a la madre,  y de ayuda económica, para que se establezcan en una vivienda digna, el Estado separa la familia y coloca a esos niños, víctimas de desprotección o han sufrido vulneraciones en sus derechos, en familias de acogida o centros del Sename. O lo que es peor los declara  susceptibles de adopción e incluso para ser adoptados por familias extranjeras. No puede haber una sociedad sana con este tipo de política hacia la Infancia que lo único que obtiene son niños dañados psicológicamente, más aún físicamente y que a la postre, terminan siendo delincuentes juveniles. Muy pocos se salvan… Lucharé porque haya un acompañamiento real a la madre monoparental y su prole para sacarlos adelante juntos como familia que son. Para un desarrollo integral y humano en lo afectivo y económico, de todos sus integrantes.